Alborotadores

Share

Jesús pasaba el rato con alborotadores, y a veces con gente peor.

Los Apóstoles, como les decían a sus amigos, eran una mezcla de gente impetuosa, pescadores mal hablados, niños ricos intolerantes y cínicos, funcionarios públicos corruptos, y nacionalistas violentos. Muchos de ellos eran pesimistas e incrédulos. Algunos hasta les causaron daño a miembros de su comunidad al cobrarles impuestos exorbitantes y al cometer crímenes violentos en nombre del patriotismo.

También existieron aquellos que se hicieron amigos de Jesús por razones equivocadas. Ellos creían que él derrocaría al gobierno o que tomaría el control del mundo para crear un nuevo imperio. Otros sólo se sorprendían porque alguien tan justo los aceptara dentro de su circulo.

Pero poco a poco, todos comenzaron a entender a Jesús y su mensaje de amor radical. Y esos alborotadores se convirtieron en una fraternidad muy unida completamente dedicada a seguir a Jesús. Ellos encontraron la felicidad y sus enseñanzas a pesar de sus orígenes.

Chatea Ahora