Prejuicio

Share

¿Alguna vez as temido ser juzgado por los demás? María, la madre de Jesús, fue juzgada muy severamente en su tiempo.

María fue una adolescente con un embarazo no planificado. Intenta imaginar lo que esta joven habrá sentido. Debe haber tenido un gran temor de decirles a sus padres, a su comunidad, de criar a su hijo.

En su cultura, su presunto error deshonraría a su familia, porque no estaba casada. Y pero aún, su prometido, José, no era el padre de su hijo. Lo sabía porque jamás se había acostado con ella.

José no sólo perdonó a María, él se quedo a su lado. Se caso con ella para criar al niño como si fuera suyo. Imagínate el juicio que enfrentaron. Sus padres no lo entendían. Sus amigos se burlaron de él por entregarse a una joven como María, una niña que ellos creían había perdido su virginidad con otro hombre. Pero ellos no conocían la historia completa. No entendían.

A pesar del juicio, María y José se amaban, y amaban a su hijo Jesús, el niño que cambiaria el mundo.

SI estás enfrentando un juicio injusto, no le hagas caso a los demás. Busca a alguien que esté dispuesto a sentarse contigo y escucharte. Y si te encuentras haciéndole caras a alguien con quien no estas de acuerdo, intenta de ponerte en su lugar. Tal vez te hace falta una pieza importante de su historia.

Chatea Ahora