Dificultades Económicas

Share

Si has tenido dificultades para llegar al fin de mes, no estás solo. Hasta Jesús nació en la pobreza, y batallaba cada día para poner comida sobre la mesa.

La historia de su nacimiento nos pinta una imagen de una familia con muy pocos recursos. María dio a luz a Jesús junto a José en una ciudad lejos de su hogar y lo acostaron en un pesebre, un comedero para animales. Esa noche, la familia fue visitada por pastores, desconocidos pobres que eran comúnmente discriminados por la sociedad.

Después, se fueron como refugiados. Dejaron lo poco que tenían y huyeron hacia Egipto para evitar un escuadrón de la muerte gubernamental que fue enviado a matar a cada niño en la región.

Jesús creció en el pueblo humilde de Nazaret, pero tuvo la oportunidad de crear su riqueza. Como hijo de un carpintero Jesús aprendió capacidades valorables de un oficio lucrativo. Y durante su ministerio fue reconocido como un Rabí, que significa que se vestía como alguien con de altos recursos. Pero en vez de buscar riquezas y regalos, el buscó el amor radical para todos. Y así, dependió del apoyo económico de la gente que seguía sus enseñanzas. Y como un maestro ambulante, no tenía un domicilio donde dormir, así que también dependía de su comunidad para tener dónde descansar por la noche.

Jesús tampoco desconocía el trabajo duro. Trabajo largas horas y se esforzó para apoyar a los demás. El sacrificó muchos de sus propios deseos para satisfacer las necesidades de aquellos que lo rodeaban.

Jesús nunca alcanzó la seguridad económica, pero se sabe que les enseñó a sus seguidores a no preocuparse por dónde iban a dormir, qué ropa iban a vestir, o de dónde vendría su próxima comida, sino por sentirse satisfechos de ser contenidos. Y en confiar en que buscando el amor de todas las personas, ellos mismos serían cuidados.

Chatea Ahora